Fernanda Melchor: Huracanes de palabras

Image for post
Image for post

Cuando comencé a leer el libro me sentí un poco desconcertada, concentrarme siempre me ha resultado difícil y lo fue aún más al leer enunciados tan largos, sin descansos, que saltaban de una cosa a la otra en cuestión de sílabas y que aparte están plagados de términos y fórmulas de lenguaje coloquiales, ignorando por completo las “reglas” para escribir “bien”. Me costó mucho trabajo leer las primeras páginas de este libro, demandaba toda mi atención, si no se la concedía tenía que retroceder porque me daba cuenta que no había entendido nada. Pero después de unas cuantas páginas, quedé enganchada y estas peculiaridades que en un principio percibí como obstáculos, se me presentaron como la forma perfecta de contar esta historia.

Alce la mano quien tenga ansiedad… Yo!

Creo que siempre la he tenido, o al menos desde hace ya mucho, pero me di cuenta hace poco tiempo, en el consultorio de un psiquiatra al que acudí porque creía estar deprimida. En fin, a lo que iba, quien haya experimentado una ansiedad parecida a la mía, entenderá lo que significa que sientas que tus pensamientos se desbordan como en una furiosa corriente de agua, vienen uno tras otro, un discurso interminable que escuchas en tu cabeza casi como una voz ajena que no se detiene, recitándote todo lo que podría salir mal en la siguiente hora, semana, mes, año, década o de aquí a que te mueras, recordándote lo que no dijiste, lo que sí dijiste, alguna vergüenza remota en el patio de la primaria y como seguro nadie lo olvidó.

¿Y por qué les estoy contando esto? Porque esto es lo que yo me encontré en Temporada de Huracanes, un relato extraído en directo de varias mentes ansiosas, sin filtrar y sin maquillar. Cada capítulo es un flujo incesante de pensamiento, empieza contándonos un suceso, pero también cómo fue que se enteraron de él, lo que vieron, lo que pensaron, lo que sintieron, quién está implicado y cómo es esa persona, qué se dice de ella, qué es cierto y qué no a criterio del personaje en turno. También nos adentramos en los pensamientos más íntimos de los personajes, y conocemos su mundo interior, sus pasados y las heridas abiertas que los mueven.

La historia gira en torno al descubrimiento del cadáver de La Bruja abandonado en el río con evidentes huellas de violencia.

¿Quién es La Bruja y cómo llegó al río? ¿Quién la mató y por qué?

De todos estos detalles nos enteraremos a lo largo de 8 intensos capítulos, cada uno narrado desde los pensamientos de algunos habitantes de los pueblos La Matosa y La Villa.

Yesenia, Munra, Norma y Brando nos brindan las piezas que necesitamos para conocer la historia que esconde la muerte de La Bruja, que no se reduce en absoluto al hecho mismo, sino que se entreteje con sus vidas, las de sus familias y la historia de un pueblo pobre, cuyo único atractivo es la cercanía con algunos pozos petroleros.

La huída es el imperativo de esta historia. Huir de la casa materna, del desprecio de la abuela, del pueblo en el que no eres nadie, de la realidad miserable, de una responsabilidad impuesta y de la soledad. ¿Pero cómo huir, si se interpone la pobreza, la ignorancia y la violencia?

Contextualizada en un pueblo ficticio veracruzano, la historia, bien podría haber sido sustraída de un noticiero mexicano, la violencia y la precariedad que retrata, que parece imposible de frenar, suena muy familiar.

La idea de este libro surgió a raíz de un asesinato del que la autora se enteró en las noticias. El cuerpo de una mujer fue hallado en un río en Veracruz, su asesino declaró haberla matado porque trató de hacerle brujería. Fernanda Melchor, siendo periodista, se interesó por la historia y tuvo la intención de realizar una investigación sobre el caso, pero este afán se vio interrumpido por los peligros que dicha investigación hubiera representado para la autora, por tratarse de una zona dominada por grupos de narcotraficantes y crimen organizado. La historia entonces migró hacia la ficción y se convirtió en esta increíble novela.

Temporada de Huracanes es (simplificando mucho) una exploración de temas de actualidad desde la mirada de los habitantes de un pueblo marginado: la homosexualidad ante el mandato del macho mexicano; las mujeres orilladas y empujadas hacía la prostitución como único camino para obtener un sustento, sujetas a la doble moral que después de obligarlas a vender sus cuerpos, las estigmatiza; el alcoholismo y la drogadicción que en contextos desfavorables se hereda de generación en generación; el aborto y la insistencia del mundo de prohibirles a las mujeres y a las niñas tomar el control de sus cuerpos, ignorando las vulnerabilidades que llevan a muchas a tener un embarazo no deseado; la negligencia económica y la dictadura del crimen que sufren las comunidades olvidadas, y lo que sus habitantes hacen para tratar de salir de ella.

Es un libro difícil de leer, pero muy fácil de disfrutar.

Nat Tenorio.
Febrero 2021.

Dibujo y pinto. Aquí escribo. Búscame en ig @la.letra.ene

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store